Subida a Camara, 18 de noviembre de 2016


Ruta de unos 5 kilómetros en la que se asciende a la cumbre de Camara por una de las variantes más directas.


La ruta de hoy se inicia junto a las casas de Camara y se comienza a caminar por el camino que pasa por el lateral de la casa con fachada blanca y que asciende hacia la montaña.




Unos metros antes de concluir la subida, dejo el camino y cojo una senda que me devuelve nuevamente al camino.



Se pasa junto a un depósito de agua que queda en el lado derecho.

Cuando se alcanza el primer cruce, se deja el camino para continuar por otro hacia la izquierda durante unos 90 metros aproximadamente, donde, a la derecha, nace una senda por la que se continúa en suave ascenso.








Durante la subida se tienen vistas a un embalse de riego.


La subida concluye en la senda de subida a la cumbre de Camara por la que discurre el sendero de pequeño recorrido PRV 221 y por la que se continúa hacia la izquierda, para comenzar el primer tramo de ascenso.



Desde la subida se tienen unas bonitas vistas de Sax.



Cuando finaliza el primer tramo de subida, la senda se suaviza y discurre por una planicie cómoda para caminar.



La planicie conduce hasta el segundo tramo de ascenso hacia la cumbre.


Como referencia para seguir el sendero, además de las marcas del sendero de pequeño recorrido, también hay pintadas unas flechas de color blanco.





Cuando se culmina el segundo tramo de ascenso y se suaviza de nuevo la senda, sigo por esta durante uno 15 a 20 metros, para dejarla y continuar por una senda que parte por la derecha y que me conduce a la cumbre.



Alcanzo la cumbre situada a 842 metros de altura, donde se encuentra el vértice geodésico y una figura de San Bernardo.




Tras la visita a la cumbre, vuelvo sobre mis pasos para descender.





Para bajar, sigo las marcas del sendero de pequeño recorrido PRV 221 y continúo su trazado sin dejarlo.




En el punto que se muestra a continuación, dejo el trazado del camino par seguir unos metros recto y visitar el mirador de Salinas, con vistas hacia las lagunas y hacia esa localidad.




Vuelvo al camino y continúo el descenso.

Cuando está a punto de finalizar la bajada, encuentro la confluencia que se muestra a continuación, donde sigo hacia la derecha.



Llego a un camino más amplio por el que continúo dirección al enlace con la cañada real.



El camino va bordeando la montaña.



Durante el descenso se llega al cruce que se muestra en la siguiente fotografía y continúo recto, siguiendo la bajada.


Vuelvo a pasar junto al depósito de agua.


Dejo el camino y me introduzco por la senda que surje a la izquierda.



La senda me conduce al camino hacia las casas de Camara para terminar de completar la ruta llegando al lugar de inicio y fin del recorrido.