Rabosa, ermita de Catí, Foradá y valle del Calafate, 25 de noviembre de 2016


Recorrido de unos 12 kilómetros que parte de Rabosa y discurre por la ermita de Catí, la Foradá y regresa por el valle del Calafate.

La ruta se inicia en el descampado donde se encuentra el monolito del parque de montaña Daniel Esteve, Rabosa.


En él, hay que dirigirse hacia el fondo del mismo para comenzar a subir por un camino.


El camino sube la primera loma sobre el Catxuli y se continúa siguiendo su trazado hacia la derecha.


Vistas del Pico del Fraile


Se alcanza el ensanche que se muestra a continuación y se continúa recto, siguiendo el itinerario que llevamos y siguiendo las marcas de sendero de pequeño recorrido y las de color negro, pertenecientes a las que señalan las rutas que parten y llegan al hotel de Catí.




Conforme se coge algo de altura, las vistas por la derecha son muy bonitas. Entre ellas destacan las de la Sierra del Cid.





Tras varios sube y baja, se llega al collado Amorós.


Se cruza recto y se siguen las marcas de sendero de pequeño recorrido.




Al final del collado, se sigue por camino durante unos metros y se abandona por la derecha, para seguir ascendiendo por una senda.



Cuando finaliza la subida, se continúa llaneando por el borde del collado. A la derecha, se camina sobre el valle del Calafate y, en paralelo por la izquierda, discurre el camino que se dirige a la ermita de Catí y al hotel, el cual se ha dejado para subir por esta senda.



La senda pasa junto a una caseta de vigilancia forestal desde donde se tienen unas estupendas vistas.


En la confluencia que se muestra a continuación, se sigue hacia la derecha, siguiendo el trazado de una senda que continúa por el borde de la loma, por encima del Calafate.



Se llega a un nuevo cruce, por donde se sigue recto tras cruzar un pequeño camino y se desciende hacia la ermita de Catí.



Se alcanza la ermita, se pasa por su puerta y se sigue recto por una senda señalizada con las marcas que se han seguido hasta el momento.




La senda llega a la Herrería y se continúa por un camino hacia la derecha, dirección a la Foradá




El camino llega a los accesos a la Foradá donde, en este caso, se opta por continuar hacia la izquierda, iniciando un descenso de unos pocos metros para continuar por senda señalizada hacia la derecha, dirección a la Foradá.





Se sigue el itinerario indicado por las marcas con poste de madera y marca de color rojo y negro.



Escalinata de acceso a la zona de escalada de la Foradá
El camino bordea la Foradá para alcanzar  su parte trasera.


Desde la parte de atrás de la Foradá, el itinerario se va dirigiendo hacia la izquierda. Se siguen las marcas de color rojo y negro con poster y las de sendero de pequeño recorrido.



Vistas al Valle del Calafate

Se rebasa un camino que surje por la derecha procedente del Calafate.


El itinerario se dirige hacia el valle del Calafate, descendiendo por una senda muy bonita que discurre entre pinos.





Se desciende hasta alcanzar un camino, por el que se continúa hacia la izquierda.




A poca distancia se encuentra la bifurcación que se muestra en la siguiente fotografía, en la que se continúa por camino hacia la derecha, para adentrarnos en el valle del Calafate.



El camino pasa junto a la casa del Calafate, que se encuentra en ruinas.


Casa del Calafate
Al rebasar la casa, se camina durante unos metros por pista cementada.


En el punto que se muestra a continuación, se deja la pista cementada y se continúa hacia la izquierda, donde, a través de una escalinata, se sube a otro camino, por el que se sigue hacia la derecha.





A unos 95 metros se abandona el camino y se sigue por senda hacia la izquierda, en dirección al Cantal del Moro, siguiendo las indicaciones de las marcas de sendero de pequeño recorrido y las marcas de color negro en poste de madera.




Bajo del Cantal del Moro, en la loma que desciende hacia la rambla de Rabosa, la tierra nos deja unos bonitos y llamativos colores.





En el punto que se muestra a continuación, se alcanza un collado y se continúa recto, para descender hacia el parque de montaña de Rabosa.




Finaliza la bajada y se llega a un ensanche, donde seguimos recto durante unos metros, en dirección al parque de montaña y, en el punto que muestra la siguiente fotografía, se sigue por una senda hacia la derecha, comenzando una ligera ascensión.



En la senda seguimos las indicaciones de las marcas de sendero de pequeño recorrido y las de color negro ubicadas en poste de madera.



La subida concluye en un ensanche por el que se ha pasado al principio de la ruta y, en él, se continúa hacia la izquierda, caminando en sentido contrario sobre lo andado al inicio del recorrido.


Al inicio de la senda, unas marcas nos indican que por allí no discurre el sendero de pequeño recorrido.




Siguiendo nuestros propios pasos en sentido contrario, se llega al lugar de inicio y fin de la ruta.