Recorriendo el GR-7 en Castellón. De Montanejos al Mas de Noguera. 13 de junio de 2013




Segunda etapa del recorrido por el GR-7 en la provincia de Castellón desde el Mas de Noguera a Bejis.

Unos minutos antes de las 6 de la mañana, iniciamos la segunda etapa que va a transcurrir entre Montanejos y  el Mas de Noguera.

Nos dirigimos hacia la entrada a Montanejos, si accedemos desde Montán, caminando por su calle principal que es atravesada por la carretera CV-195. Pasados unos 200 metros una gasolinera, cogemos un camino a nuestra derecha cuyo inicio está asfaltado. El camino deja de ser asfaltado y luego se convierte en senda que poco a poco va cogiendo altura mientras se dirige a la zona del Barranco de la Maimona. Como detalle, indicar que la señalización está formada por marcas de GR, de PR y de un sendero local.




Mientras subimos, nos va sorprendiendo el amanecer
Culminada la subida nos adentramos por senda en la zona más bonita del recorrido de las tres etapas que hemos realizado, el Barranco de la Maimona. El paisaje es muy bonito. Destacan las paredes del barranco y la forma en que la senda dicurre por él; además, tenemos la suerte de cruzarnos con unas cuantos animales de la especie caprina que terminan de darle un encanto especial a la zona. Consigo fotografiar a algunos de ellos.









En el trayecto del Barranco de la Maimona, un poco antes de dejarlo, encontramos el buzón de firmas. Dejamos una nota como recordatorio de nuestro paso. 



Dejamos la senda del barranco y seguimos en dirección a Montán por una pista forestal la cual combina tramos casi llanos con ascensos suaves y algunos un poco más fuertes, para continuar en descenso hacia Montán.

Pozo de la Paulina




Hasta Montán, la señalización en general es buena, sólo haría falta que en alguna ocasión, una marca nos confirme que estamos en el camino correcto. Con todo, aconsejamos a quienes realicen este recorrido (y cualquier otro que no conozcan) que vayan prestando atención porque no resulta difícil confundirse.

La bajada final discurre por un tramo de camino con cemento, para enseguida, continuar por asfalto hasta la Fuente de la Tejería. 



En la Fuentede la Tejería


En la fuente de la Tejería tuvimos un error. Queríamos entrar en Montán para almorzar y para aprovisionarnos de comida porque no teníamos claro a que hora íbamos a llegar al Mas de Noguera. 
Para entrar a Montán, no debemos girar a la Fuente de la Tejería, sino que debemos continuar recto por la carretera que traemos de bajada. Nosotros fuimos directos a la fuente y nos confundimos cogiendo el camino asfaltado que pasa junto a ella.





Resuelto el problema entramos a Montán donde almorzamos y nos aprovisionamos para el camino. 


Tras el almuerzo salimos de Montán hacia la Fuente de la Tejería y, por encima de esta, continuamos por  camino en dirección al Mas de Noguera.

Al cabo de un rato, abandonamos el camino y seguimos por una senda a la izquierda.


Imagen del inicio de la senda



Esta senda está muy cerrada en algunos tramos y está llena de aliagas, etc. que hacen un tanto incómodo el caminar.

Final de la senda

Tras la subida por la senda, desembocamos en un camino que viene de la izquierda y continúa de frente en ascenso, que es por donde debemos continuar en dirección al Pino Rey.
Siguiendo el camino, alcanzamos un collado y debemos seguir a la izquierda, donde al poco, el camino pasa a ser cementado. Más adelante, encontramos otra bifurcación y el GR sigue por la derecha.




El camino se aproxima a un collado y pensamos que estamos alcanzando el Pino Rey, pero no. El Pino Rey no aparece y seguimos subiendo.



 
Después de pasar algún collado más, las marcas nos hacen abandonar el camino y nos vuelven a introducir a una senda muy cerrada por la vegetación, en especial por aliagas y, tras una corta subida, por fin alcanzamos el Pino Rey.


Las marcas nos conducen por esta senda a modo de atajo.





Una vez en el Pino Rey, vemos que se puede continuar por el camino sin problemas y además, así lo aconsejamos por motivos que en breve expondré.



El pino Rey

Llegados al Pino Rey por la senda descrita, nos encontramos con la panorámica que he puesto del mismo. A nuestra izquierda encontramos las marcas cruzadas, indicando que por allí no debemos seguir. En el ensanche del Pino Rey encontramos un poste con las señales en el suelo. De frente, no vemos ninguna marca. Como referencia teníamos los molinos eólicos y las antenas. Por todo ello, seguimos camino a la izquierda, dirigiéndonos a la zona donde están las antenas, pensando en un principio, que desde el collado que queda junto a las antenas, iniciaríamos el descenso; pero resultó ser que no. Cuando llevábamos un rato caminando, encontramos un camino que se dirigía a nuestra derecha. Ante la duda, recorrimos un tramo del mismo para asegurarnos que no era el camino a seguir. Por supuesto, no localizamos ninguna marca y volvimos al camino que llevábamos. Tras repasar las anotaciones que llevábamos sobre el recorrido, llegamos a la conclusión que había que volver al Pino Rey, donde seguro que se localizaba el error. Yo pensé que había que coger un camino que había visto bajo del Pino, tal como muestra la fotografía siguiente y que me sirve para explicar el porqué aconsejamos seguir por el camino y no coger la senda directa al Pino Rey.




Como podéis observar en la fotografía de arriba, el Pino Rey queda un poco más abajo de donde se ve a mi compañero. El camino continúa recto y vemos un ensanche en que bifurca en dos. El camino de la izquierda es por donde veníamos siguiendo el GR-7 antes de desviarnos por la senda directa al Pino Rey. El de la derecha, que pasa por bajo del camino del Pino Rey, es el que debemos seguir, porque el GR, nos envía hacia un barranco, donde la senda no es ni apreciable y además está llena de vegetación baja, principalmente aliagas. La supuesta senda transcurriría junto a los restos de construcción que vemos en la fotografía. 

Nosotros seguimos el camino que he mencionado, hasta un cruce que surge a nuestra izquierda y que continúa en sentido descendente. No hay apenas señalización, pero por lo que indicaba una de las señales que encontramos en el suelo, debe de tratarse del PRV-62.
Por ello, recomendamos seguir por el camino y no coger la senda directa al Pino Rey y cuando se alcanza el llano y bifurcan los caminos, seguir recto, descartando tanto el que sigue a izquierda como a derecha hacia el Pino Rey.



 
El camino nos va descendiendo y poco a poco, baja hacia el final del barranco por donde antaño bajaba el GR-7. Cuando llegamos a la altura del final del barranco, volvemos a caminar por el GR-7 tras regalarle tiempo y kilómetros a la ruta de hoy.




Continuamos camino hasta llegar al Mas de Noguera a las 16:10 horas aproximadamente debido a las incidencias que nos surgieron.


En el Mas de Noguera estuvimos de maravilla, con un único gran inconveniente para mi compañero Vicente: no disponen de cerveza.