A la cueva de la Figa, 20 de enero de 2014.


Recorrido por la rambla de Puça, Pantanet y la Gurrama.


El recorrido de hoy, en el que me acompaña mi mujer,  da comienzo en el primer camino que surge a la izquierda, nada más rebasar el badén inundable que hay en la carretera hacia Rabosa y Catí, al poco de pasar por el Restaurante Molino de la Reja. 




A los pocos metros de comenzar a andar por camino, llegamos a la rambla de Puça y, en vez de circular por esta, subimos un pequeño tramo de la cuesta que conduce a la Gurrama para desviarnos enseguida a la izquierda y continuar por una pequeña senda que transcurre en paralelo a la rambla.




Continuamos el recorrido por la rambla, coincidiendo en buena parte del recorrido con el correspondiente a la entrada anterior que describe un pequeño recorrido por la rambla de Puça: Rambla de Puça, 23 de octubre de 2013.

Seguimos el mismo itinerario señalado en ese recorrido, por lo que omito más detalles del mismo y sólo voy a indicar  algunos de los detalles más importantes del trayecto coincidente para reforzar la explicación del mismo.

Llegamos al punto que apreciamos en la siguiente fotografía y seguimos camino adentrándonos por la rambla.









La rambla, al poco de rebasar el paso que vemos en la fotografía del lateral, se cierra con vegetación. Para continuar nuestro camino, nos adentramos en una pequeña senda que vuelve de nuevo a la rambla tras bordear la parte cerrada de la misma.

















Una vez volvemos a la rambla, encontramos una senda que la atraviesa de lado a lado. Nos dirigimos a la derecha, donde nos adentramos en un camino que, en ascenso,  se dirige hacia la zona de la Gurrama, junto a unos campos de cerezos.








Unos metros antes de acabar la subida, nos encaminamos a la izquierda para adentrarnos en una senda que discurre por el borde de los campos de cerezos. También podemos finalizar la subida y girar a la izquierda una vez se alcanza el camino, puesto que la senda por la que nos adentramos se dirige al mismo camino.




Una vez en el camino, continuamos por este en la misma dirección que llevamos. El camino está señalizado con marcas de PR. 

A los pocos metros, encontramos un abrevadero de agua y, tras él, una acequia que se dirige al Pantanet.





La senda transcurre en paralelo a la acequia hasta la entrada al Pantanet.










A la llegada al acceso al Pantanet, nos encontramos con las señales indicadoras de los senderos, que presentan este lamentable estado.







Continuamos la ruta adentrándonos en el Pantanet, siguiendo el PR-CV 143 en dirección al Xorret de Catí.










Tras la visita al Pantanet y a la famosa cueva de la Figa, iniciamos el regreso al lugar de inicio y fin de la ruta de hoy. Volvemos sobre nuestros pasos hasta alcanzar el abrevadero y, desde allí, continuamos recto por el camino, en dirección a la finca de la Gurrama. A nuestra derecha queda la senda que discurre por el borde de los campos de cerezos y  por la que hemos llegado al camino por el que ahora caminamos.



 Al poco, encontramos las ruinas de una edificación que bordea el camino. 



En dos de los lados de la edificación hay pintadas marcas de PR.  La senda que señalizan esas marcas se desvía a la derecha frente a la segunda marca. Nuestro recorrido continúa siguiendo el camino que llevamos.



En el siguiente cruce, nos dirigimos hacia la derecha en dirección a la finca de la Gurrama, donde pasaremos entre esta y su antiguo lavadero.







El camino nos conduce hasta la rambla en el punto en el que accedimos a ella al inicio de la ruta y a pocos metros del final del inicio y final de este recorrido.