Recorrido por el Bubo y el Esquinal, 29 de mayo de 2014.



Un recorrido por la zona del Bubo y del Esquinal.
El recorrido de hoy lo inicio en el primer descampado que encontramos cuando pasamos el Rancho Grande y nos adentramos hacia la Casa Castalla.

Lugar de inicio del recorrido
En el fondo del descampado surge la senda que voy a seguir para iniciar esta ruta.



La senda realiza un leve ascenso hasta alcanzar una planicie. Un poco antes, la senda se divide en dos: una se desvía hacia la derecha de un modo menos pronunciado. Por la que discurre el recorrido de hoy se encamina hacia la izquierda para continuar por el lateral de unos bancales que quedan a la derecha.








La senda deja de discurrir junto al bancal desplazándose  a un plano superior por la izquierda en el punto que nos muestra la siguiente imagen.




A los pocos metros se encuentra un camino poco pronunciado que en ascenso hacia la izquierda, conduce al camino que se dirige hacia el cruce de los Cuatro Caminos.






Alcanzado el cruce de los Cuatro Caminos,  me dirijo a la derecha en dirección a las Hermosas.




A la altura del acceso a la finca de la Costa (cerrado con una cadena), encontramos la bifurcación que muestra la imagen siguiente. Hay que continuar hacia la derecha, dejando a la izquierda la finca de la Costa.




Un poco más adelante vuelve a aparecer otro cruce de caminos. En este caso se continúa a la izquierda, dejando a nuestra derecha un camino con un cable que lo cierra.




El camino encuentra otra bifurcación antes de llegar a unos campos cultivados con viñedos. El itinerario continúa hacia la izquierda, por un camino, quedando los viñedos a la derecha.






El camino sube, dejando a la izquierda la senda que se encamina al collado de las Hermosas.


Una vez finaliza la subida, encontramos una cadena que corta el camino. Seguimos por este tras sortear la cadena.






Sin dejar este camino llegaremos a las ruinas de la Casa del Bubo, donde quedan restos de su aljibe. Unos metros antes debemos ignorar el cruce que vemos en la siguiente fotografía.




Restos de la casa del Bubo
Pozo del Bubo






Tras una visita a las ruinas de la casa, vuelvo sobre mis pasos por el camino que traía hasta el primer cruce, ubicado a unos pocos metros y que antes he ignorado. Aquí me dirijo a la izquierda, en sentido descendente.




Encontraremos un cruce a modo de rotonda. La ruta continúa recto. Podemos dejar la "rotonda" a la izquierda, tal y como muestra la imagen.




Continuamos durante un tramo por ese camino sin dejarlo. Tampoco encontraremos cruce que nos haga dudar del recorrido a seguir.








Cuando se alcanza el siguiente cruce, se sigue hacia la derecha.




A los pocos metros se llega al cable que cierra el camino por el que andamos. Lo rebasamos y nos dirigimos a la izquierda. Desde aquí volveremos sobre nuestros pasos al lugar de inicio y fin de esta ruta.




En el siguiente cruce, a la altura del acceso a la finca de la Costa, nos dirigimos hacia la izquierda.









Cuando lleguemos al cruce de los Cuatro Caminos, nos dirigiremos a la izquierda.






Seguimos el camino permaneciendo atentos a dejarlo por la izquierda, en el mismo punto donde lo cogimos cuando iniciamos el recorrido.




Bajamos por el camino menos pronunciado unos metros y luego seguimos hacia la derecha.






En el mismo punto que al principio de la ruta, nos adentramos por la izquierda en dirección a los bancales, caminando por la senda que discurre en paralelo a estos.










Sólo nos queda seguir la senda por la que empezamos a caminar para llegar al final de la ruta.