Circular por la rambla de Puça, la Gurrama y la Foia Falsa, 4 de septiembre de 2014.



Recorrido circular de unos 5 kilómetros aproximadamente, que discurre por la Rambla de Puça, la Gurrama y la Foia Falsa.



Después del parón estival retomamos las actividades con un recorrido suave para ir progresando poco a poco y volver a habituarnos a las caminatas.

Por este motivo escogí el recorrido que nos ocupa, que en principio iba a ser más largo, pero la falta de compañeros que participaran en la actividad me hizo modificar el recorrido programado para recorrerlo en solitario.

El inicio del mismo lo hice desde el primer camino que encontramos a la izquierda una vez rebasamos el badén que se ubica pasado el restaurante Molino de la Reja en dirección a Rabosa.


Desde aquí me interno por el camino de tierra que discurre en paralelo a la Rambla de Puça y se introduce en ella a los pocos metros, dejando a la derecha un camino que, en ascenso, se dirige a la Gurrama.



Continúo caminando por el interior de la rambla y a los pocos metros la abandono siguiendo una senda que accede al camino que discurre paralelo a ella.





Pasado el punto que nos muestra la fotografía anterior, se encuentra un camino que cruza la rambla por nuestra izquierda. En ese mismo punto quedan restos de un pequeño acueducto. Sigo recto pasando por delante de este. Aquí el camino se estrecha y se convierte en senda.



La senda cruza la rambla y bordea un pino que hace las veces de glorieta, y continúa en paralelo a la rambla.




La senda alcanza la rambla y la rebasa, continuando hacia la izquierda. El camino de la derecha sube a la finca de la Gurrama.


Unos metros más adelante aparecen unas marcas de las que señalizan los senderos de pequeño recorrido. Estas nos indican el itinerario que, en este caso, discurre por la rambla. También nos invitan a abandonar esta por por la derecha. 






En el punto que nos muestra la siguiente fotografía, las marcas abandonan la rambla por la izquierda. Yo continúo caminando por esta.



 Llegado al lugar que muestra la fotografía, la rambla propiamente dicha continúa hacia la derecha. El itinerario de hoy sigue por la senda o pequeño camino perfectamente definido que parece una continuación de esta.





 Esta senda discurre por una vaguada realizando pequeñas subidas y la abandona por la derecha a través de otra subida más pronunciada que se adentra en una zona de pinos hasta alcanzar un camino.







Alcanzado el camino, continúo por este hacia la derecha y a los pocos metros vuelve a bifurcar. Yo sigo por la senda que desciende por la derecha.





Vistas del Cid.
Cuando finaliza la bajada, se alcanza de nuevo la rambla de Puça y la cruzo para continuar en ascenso hasta llegar a un camino que viene de la finca de la Gurrama, desembocando frente a los restos de lo que parece un antiguo corral. Antes de llegar al camino se aprecian unos campos de cerezos a la izquierda.


Cruzo la rambla de Puça


Campos de cerezos.
Allí se vuelven a encontrar las marcas del sendero de pequeño recorrido. Continúo hacia la izquierda (si siguiésemos las marcas hacia la derecha, bajaríamos de nuevo a la rambla, alcanzando el lugar donde las encontré anteriormente).




El camino pasa a convertirse en senda a la altura de un abrevadero y la sigo hasta la entrada al Pantanet.







Cuando alcanzo la entrada al Pantanet, cruzo la rambla y me dirijo a la derecha a través de una senda señalizada también con marchas de PR-V, en dirección a la carretera que se dirige a Rabosa y a Catí.









Cruzo la carretera y me interno por un camino que desciende hacia la Foia Falsa.


En este punto cruzo la carretera que va hacia Rabosa y Catí.



En la primera bifurcación sigo por la derecha, alcanzado una balsa vacía a los pocos metros.




El itinerario continúa por la derecha de la balsa a través de una senda que desciende hacia la casa de la Foia Falsa, que actualmente está siendo rehabilitada, sino me equivoco, por la Diputación de Alicante.



Casa de la Foia Falsa
La senda se incorpora al camino que bordea el vallado de la finca.




Una vez paso por delante de la fachada principal de la casa, abandono el camino por la izquierda en el punto que muestra la siguiente fotografía a través de una senda que discurre en bajada junto a unos bancales.




Alcanzo la carretera y sigo hacia la izquierda por el borde de la misma para terminar de recorrer los metros que me faltan hasta llegar al lugar de inicio y fin de la ruta de hoy.