Recorrido a la cumbre de las Hermosas y sus alrededores, 8 de noviembre de 2015


Ascenso a la cumbre de las Hermosas y recorrido desde sus alrededores desde las proximidades del Collado Llaurí.
La ruta de hoy de unos 13,2 Kms, comienza en el primer ensanche que encontramos a la izquierda una vez rebasamos el Rancho Grande y continuamos hacia la Casa Castalla.

Hoy disfrutamos de esta jornada de senderismo, Miguel Angel, Luna y yo.
Como anécdota, nos acompañó durante casi todo el recorrido, una joven perra de caza que se unió a nosotros.

Iniciamos el recorrido dirigiéndonos al fondo del ensanche, donde nos adentramos en una senda que nos conduce a unos bancales, en los que nos dirigimos a la izquierda por el borde de estos, para retomar la senda a la izquierda, una vez finaliza la primera curva de los bancales.






Siguiendo la senda, esta desemboca en un pequeño camino por el que ascendemos hasta llegar al camino principal que seguimos hacia la derecha, dirección al Collado Llaurí.



Collado Llaurí
En el collado, nos dirigimos hacia la derecha hacia la Caseta Samuel. Las Hermosas ya se ven frente a nosotros.



Pasada la Caseta Samuel encontramos una bifurcación y continuamos hacia la derecha en la misma dirección que llevamos.



En este punto, una vez pasamos el acceso a la finca de la Costa, una joven perra de caza, se acerca a nosotros para juguetear con Luna.

Unos metros más adelante encontramos la siguiente bifurcación. Continuamos hacia la izquierda.



La perra continúa con nosotros y no conseguimos que se marche. Pensamos que pronto regresará con su dueño.

Alcanzamos una nueva bifurcación en la que seguimos hacia la izquierda. Ya tenemos a las Hermosas de frente. El camino discurre junto a un bancal de vid, que queda a nuestra derecha.



A pocos metros de iniciar un ligero ascenso, dejamos el camino para adentrarnos en una senda que surge a la izquierda.





Desde este punto se inicia el ascenso que enlaza con el GR-7 y llega al collado de las Hermosas.

Desde aquí comenzamos a ver a nuestro alrededor una estupenda estampa que nos deja la niebla, que se convierte en el invitado estrella de la jornada.






En la siguiente intersección seguimos por la derecha, desembocando la senda en un camino, al cual accedemos y continuamos por él en ascenso.





Este camino enlaza con el GR-7 que se dirige en ascenso hacia Castalla y nos conduce hacia el collado de las Hermosas.


Durante la subida al Collado, seguimos deleitándonos con las bellas imágenes que nos aporta la niebla.





En el collado hacemos un descanso. La perra nos sigue acompañando y, a estas alturas de la ruta, pasará la ruta con nosotros. Cuando regresemos intentaremos devolverla a su propietario.



Reanudamos la marcha siguiendo el camino que llevamos. Durante un tramos más caminaremos por el itinerario que sigue el GR-7 y nos servirán de referencia las marcas blanca y roja de sendero de Gran Recorrido.





En el punto que muestra la fotografía siguiente, abandonamos el GR-7 y continuamos hacia la derecha, para volver a desviarnos a la derecha en la próxima intersección que se encuentra a poca distancia de este punto.




El camino por el que continuamos comienza a ascender. En su inicio encontramos un cable que cierra el camino.




La ruta continúa en ascenso por el camino que llevamos para, posteriormente, alcanzar por la planicie que nos conducirá a la cumbre de las Hermosas.



De nuevo, obtenemos unas gratificantes vistas de la niebla por los valles que nos rodean.



El camino va perdiendo algo de anchura y se va transformando en una senda ancha y bien definida. Cuando comienza a reducirse el camino, debemos fijarnos en unos hitos de piedras que nos indican el itinerario que se va orientando hacia la izquierda.






Alcanzamos la cumbre de las Hermosas donde almorzamos.


Después de almorzar nos adentramos por la senda que sigue frente a la cumbre para asomarnos a contemplar una vez más, la estampa que nos ofrece la niebla en los valles que nos rodean.








Volvemos sobre nuestros pasos hacia la cumbre, para continuar por la senda mediante la cual hemos accedido a la cumbre.

En el punto que muestra la siguiente fotografía, donde alcanzamos la senda y camino que traíamos, continuamos en descenso por una senda que sigue por la izquierda.






Descendemos por ella y volvemos al collado de las Hermosas para dirigirnos de nuevo a la derecha. Aquí nos dirigimos de nuevo a la derecha siguiendo un tramo del recorrido del GR-7 que ya anduvimos cuando alcanzamos por primera vez el collado.



En el punto que muestra la fotografía siguiente, abandonamos el GR-7 para dirigirnos a la izquierda por otro camino que cierra un cable.



El camino comienza a descender y llegamos a un aljibe junto al que hay una charca.





Seguimos caminando y, unos metros más adelante,  el camino pasa a ser senda y esta se divide en dos.

Nosotros continuamos por la izquierda, donde la senda se adentra en una pequeña rambla.



Unos metros más abajo, nos introducimos en otra rambla que seguimos a la izquierda.





Abandonamos la rambla en el punto que muestra la siguiente fotografía para continuar por senda en dirección a la Costereta Blanca. A la derecha nos acompaña el Barranc del Quixal.





Llegamos al inicio de la Costereta Blanca e iniciamos el descenso de la misma.


Descenso de la Costereta Blanca
Finalizamos la bajada en un bancal. Lo cruzamos por su borde para continuar hacia la derecha en leve descenso.




Encontramos una bifurcación con otra senda que surge a la derecha, señalizada con un hito de piedras. Continuamos recto por la que llevamos.


La senda nos conduce al Pouet de Jesús.

En el borde del abrevadero del pozo, nos dirigimos a la izquierda y continuamos por una senda que asciende unos pocos metros, para después llegar al camino por donde discurre el GR-7.





El recorrido continúa tras cruzar el camino por el que discurre el GR y sigue de frente a la senda que llevamos. 
Este camino está señalizado con marcas de sendero de gran recorrido cruzadas, informando que por allí no discurre dicho sendero.





El camino se dirige a la casa de la Costa y pasa por delante de ella para dirigirse al camino de acceso a esta proveniente del Collado Llaurí.





Una vez que llegamos a la zona donde la perra se unió a nosotros, conseguimos localizar a un cazador compañero del propietario y este se hace cargo de ella y se encarga de devolverla a su dueño, que está cazando en la zona.

Nuestra ruta continúa siguiendo hacia la derecha, una vez salimos de los terrenos de la casa de la Costa, para dirigirnos hacia el Collado Llaurí.

A pocos metros el camino bifurca en dos. Seguimos por el de la izquierda que pasa poco después por la Caseta Samuel, la cual ya rebasamos en los inicios de la ruta.


En el collado Llaurí, nos dirigimos a la izquierda hacia el lugar de inicio y final de la ruta de hoy.

Solamente queda prestar atención al punto donde alcanzamos el camino que llevamos, para dirigirnos a la izquierda hacia el final del recorrido por lo caminado al principio de la ruta.




En el apartado Mis vídeos se puede ver  un pequeño vídeo que muestra como la niebla decoraba los valles de nuestro alrededor.