Mirador de las casas de Planisses, 8 de noviembre de 2016


Corta, aunque bonita e interesante ruta al mirador de las casas de Planisses. Una ruta apta para todos los públicos y para poder disfrutarla en familia.

En esta ocasión me acompaña Mario con Lili y Sultán.

Comenzamos el recorrido en el primer camino que encontramos a la derecha, una vez que superamos el Portell de Catí y comenzamos a descender hacia Castalla. Es una zona con un amplio ensanche donde podemos dejar los vehículos.


Iniciamos la ruta por el camino indicado durante un tramo de algo más de un kilómetro.



En el lugar que se muestra a continuación, donde el camino hace un giro algo pronuciado a la izquierda y se inicia una subida algo pronuciada, lo abandonamos para seguir recto y continuar por senda que desciende ligeramente.



En el punto que se muestra a continuación, la senda bifurca en dos. Continuamos hacia la derecha.


La senda llega a un camino, donde continuamos hacia la izquierda. Encontramos marcas que señalizan un sendero de pequeño recorrido.






Alcanzamos las casas de Planisses y, para dirigirnos al mirador, debemos dirigirnos desde la primera a la segunda casa.



A la izquierda de la esquina final del vallado de la segunda casa, se ve el trazado de una senda por la que continuamos.





La senda llega a otro camino por el que seguimos hacia la izquierda en un leve ascenso. Este nos conduce al mirador.



Las vistas que se nos presentan en el mirador son estupendas. Desde él se puede contemplar el mar y se llega a divisar el pantano de Tibi.




Después de pasar un rato en el mirador disfrutando el momento, volvemos sobre nuestros pasos a las casas de Planisses.




Alcanzada la segunda casa, continuamos con la ruta, que sigue el mismo itinerario que nos ha traído, pero en sentido contrario.