Subida a las Hermosas por la directa, 29 de noviembre de 2016


Recorrido de unos 8 kilómetros que asciende a las Hermosas (1072 metros sobre el nivel del mar) por la senda directa.


Se inicia el recorrido en un ensanche ubicado en el lado derecho del camino asfaltado que se dirige a la Casa Castalla, antes de llegar a la casa del Esquinal donde se encuentra el depósito de agua.


En el punto que se muestra a continuación se deja el camino asfaltado y se continúa por camino hacia la izquierda, en dirección a la casa del Esquinal, pasando junto a la cadena que cierra el camino.




El camino pasa entre la casa (que queda a la derecha) y el depósito de agua (que queda a la izquierda).

Casa del Esquinal


Depósito de agua del Esquinal

Se abandona el camino para continuar por otro que se dirige hacia la izquierda nada más rebasar el depósito de agua.



A unos 150 metros se rebasa un cruce donde se sigue recto, descartando el que continúa hacia la derecha.






El camino llega a la siguiente confluencia, donde hay que continuar hacia la izquierda.


A unos 30 metros vuelve a bifurcar y se continúa por el que se dirige a la izquierda.



Se rebasa otra cadena que cierra el camino y se llega a otro cruce, donde se sigue hacia la derecha.





El camino pasa junto a unos cultivos de viñedo que quedan a la derecha, casi en las faldas de las Hermosas y, nada más rebasarlos, se deja el camino y se continúa por una senda a la izquierda.




A unos 115 metros se llega al inicio de la senda directa a la cumbre de las Hermosas. Allí se abandona el camino y se comienza el ascenso, en cuyos inicios se debe superar una importante inclinación.




Durante la subida nos guían unos hitos de piedra, sobre todo, en aquellos tramos donde el trazado de la senda discurre por roca y no está bien definida.

Conviene girarse y mirar a nuestras espaldas para percibir lo que se ha subido y contemplar las vistas que nos rodean.




Una vez que la senda deja de discurrir por roca principalmente, la subida se suaviza aunque persiste hasta llegar a la cumbre.



Cumbre de las Hermosas
Una vez alcanzada la cumbre, se continúa por la senda que llevamos, que se dirige hacia la izquierda.



A cincuenta metros aproximadamente, se rebasa un cruce, donde se continúa recto por senda que comienza a descender.



Finalizado el descenso se llega al collado de las Hermosas, donde se sigue hacia la izquierda para comenzar a descender por el camino. Durante un tramo del recorrido seguimos el sendero de gran recorrido GR-7.





El descenso se realiza por el camino hasta llegar a la confluencia que se muestra en la siguiente fotografía, donde se abandona para continuar por senda hacia la izquierda. Nos sirven de referencia unas marcas consistentes en unos puntos de color verde.




Esta senda conduce al inicio de la directa por la que accedí a la cumbre de las Hermosas.


Desde aquí se camina sobre nuestros propios pasos siguiendo el camino andada al principio de la ruta durante un tramo.
Para ello, en primer lugar  se deja la senda y se continúa hacia la derecha por el camino que pasa junto al campo de cultivo de viñedo.


Se llega a la confluencia que se muestra a continuación, por la que se pasó con anterioridad y en la que se sigue hacia la izquierda.



En la siguiente bifurcación, se sigue hacia la derecha, continuando en descenso.


A unos 30 metros se rebasa otro cruce (por el que llegamos a ese lugar al inicio de la ruta) y se sigue recto, realizando desde aquí una variante al recorrido inicial. Como referencia, se pasa junto a las ruinas de la casa de Barril, que queda a la izquierda. 


A unos 138 metros se rebasa un nuevo cruce donde se continúa por el mismo camino en descenso.


La senda desciende por el borde de unos bancales situados a distintas alturas.


Finaliza la senda en el camino que se dirige por la izquierda a la casa del Esquinal.